Llévame a la iglesia

El gallo se deshizo de las tinieblas con su canto

La vieja iglesia repica sus campanas incesantes

Me invitan a la eucaristía celebrada en tu cuerpo

A beber de la copa de tus labios catequizantes

A partir el pan en tus caderas y compartir suspiros

Y como buen pecador me arrodillo a rezarle al altar entre tus piernas

La única salvación que busco esta tus gemidos

Y tu blasfema ausencia para mi es una tortura eterna

(i’m back)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s