¿Quién eres?

¿Cómo necesitar algo que nunca has tenido?, ¿Cómo diferenciar tu rostro entre la gente cuando ni siquiera te conozco? ¿Cómo amar tu risa cuando ni siquiera me has sonreído?

Porque aun si conocerte, ya te estoy queriendo, porque a pesar de no tenerte, ya te extraño.

Quisiera formar parte de las estructuras de tu habitación, y aunque no pueda moverme, contemplarte mientras duermes y ser feliz.

En este frío invierno quisiera ser el viento que sopla constante, para estar contigo y a cualquier lugar acompañarte.

Quisiera conocer tu rostro, saber que es lo piensas, dejar de amar una idea, una simple silueta que alguna vez observe en una foto.
¿Qué el mundo cree que estoy loco?  Pues yo también lo noto.

Nos conocimos una vez en mis sueños más profundos, y desde ese momento voy por ahí preguntándole por ti a todo el mundo.

Te imaginó sonriente, perfectamente despeinada, que importa más el conocimiento que ponerte 3 kilos de maquillaje en la cara.

Me gusta imaginarnos conversando mientras contemplamos las estrellas y las luz de la luna nos da en la cara.

Y aquí estoy nuevamente, queriéndote cuando no te tengo y extrañandote sin conocerte.

¿Pero es que acaso existe alguien cuerdo?  Alguien que no se aferre a una idea, a un pasado o a un recuerdo.

Soy prisionero de está mente marchita, que inventa amores e ilusiones en lugar en el que nadie habita.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s